sábado

Pence: “EE.UU. nunca permitirá que Irán sea una amenaza nuclear para Israel”

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, pronuncia un discurso en el segundo día de la 53ª Conferencia de Seguridad de Munich (MCS) en Munich, sur de Alemania, el 18 de febrero de 2017. (AFP PHOTO / THOMAS KIENZLE)
El vicepresidente estadounidense, Mike Pence dijo el sábado que Washington se ha comprometido a garantizar que Irán nunca pueda amenazar a Israel con armas nucleares.
En su intervención en la Conferencia de Seguridad de Munich, Pence llamaó a Teherán "el principal estado patrocinador del terrorismo" y dijo que sigue desestabilizando el Oriente Medio.
"Gracias al fin de las sanciones en materia nuclear en el marco del [acuerdo nuclear] Irán tiene ahora más recursos para dedicar a estos esfuerzos", dijo.
"Que quede claro de nuevo: Con el presidente Trump, Estados Unidos mantendrá plenamente su compromiso de garantizar que Irán nunca obtenga un arma nuclear capaz de amenazar a nuestros país, a aliados en la región, sobre todo Israel".
Los organizadores de la conferencia, el viernes tuvieron que reorganizar la agenda de sus sesiones de la mañana del domingo, lo que habría visto al ministro de Defensa israelí, Avigdor Liberman compartir un panel con el canciller de Irán, Mohammad Javad Zarif.
Liberman y Zarif fueron seleccionados para ser dos de los cuatro participantes en una sesión titulada "¿Antigua Crisis, nuevo Oriente Medio?". El ministro israelí declaró que estaba a la espera de la reunión, diciendo que esperaba que Zarif se quede en la sala para escuchar "exactamente lo que pienso sobre el régimen de los ayatolás de Teherán".
Sin embargo, los organizadores cancelaron la sesión de 9:45-11:05 a.m, y la reemplazaron con una serie de declaraciones por separado, con Zarif ahora programado para hablar una hora antes de Liberman, y otro panel de discusión entre ellos, sin dejar ninguna posibilidad de que los dos hombres coincidan.
El ministro de Defensa, Avigdor Liberman (izquierda) y el ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif (Flash 90 y AFP)
El sábado, Pence se comprometió a mantener "firmes" los lazos transatlánticos, en una reafirmación enfática con los aliados, incluyendo la canciller alemana, Angela Merkel.
"Estados Unidos es y siempre será su mejor aliado. Tenga la seguridad de que el presidente Trump y nuestro pueblo se dedican verdaderamente a nuestra unión transatlántica", dijo a los líderes europeos, entre ellos a Merkel en la conferencia.
"La promesa de compartir la carga de nuestra defensa ha sido incumplida por demasiadas personas, durante demasiado tiempo y eso erosiona la base misma de nuestra alianza", advirtió, haciendo hincapié en que "ha llegado el momento de hacer más".
El vicepresidente estadounidense, Mike Pence (I), y la canciller alemana, Angela Merkel, después de una sesión de fotos antes de una reunión bilateral en el segundo día de la 53ª Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC) en el hotel Bayerischer Hof en Munich, sur de Alemania, en 18 de febrero de 2017. (Foto: AFP / Christof STACHE)
Los EE.UU., dijo, impulsará significativamente los gastos de defensa, "para defender nuestra nación y a nuestros aliados de las amenazas conocidas de hoy y las amenazas desconocidas del mañana".
"cumpliremos con nuestras obligaciones con nuestro pueblo para proveer a la defensa común, y seguiremos haciendo nuestra parte para apoyar a nuestros aliados en Europa y en la OTAN", dijo.
La crítica de Trump a la OTAN como "obsoleta", sus elogios a la decisión británica de abandonar la Unión Europea, así como su enfoque más suave hacia Rusia preocupó a los aliados de Washington.
Sin embargo, durante la semana pasada en Europa, los principales miembros de su administración han presionado el mensaje de que Estados Unidos no está retrocediendo en forma aislada, sino que sigue comprometido con su papel a nivel mundial.
En la OTAN en Bruselas el jueves, el secretario de Defensa James Mattis dijo que Rusia primero debe "demostrar su valía" y respetar el derecho internacional antes de que pueda darse cualquier mejora en las relaciones tensas a punto de ruptura por la intervención de Moscú y la anexión de Ucrania de Crimea.
Mattis dijo que el vínculo transatlántico era "tan fuerte como nunca antes lo he visto", e hizo hincapié en los Estados Unidos se mantiene "sólido como una roca" en apoyo del artículo 5 - núcleo de la OTAN - el principio de defensa colectiva "uno para todos, todos para uno".
El ministro de Defensa, Avigdor Liberman se da la mano con el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis en la Conferencia de Seguridad de Munich el 17 de febrero de 2017. (Ariel Hermoni / Ministerio de Defensa)
Del mismo modo, el Secretaria de Estado Rex Tillerson fue cauto en sus relaciones con Rusia.
Después de su primera reunión con el canciller ruso, Sergei Lavrov, en Bonn el jueves Tillerson dijo que los EE.UU. cooperará con Moscú, pero sólo cuando hacerlo "beneficiará al pueblo estadounidense".
Merkel el sábado advirtió a los países a no retirarse de la cooperación internacional que según ella es la única manera de resolver los problemas globales.
"En un año en el que vemos desafíos inimaginables podemos trabajar juntos, o retirarnos a nuestros roles individuales. Espero que seamos capaces de encontrar una posición común", dijo.
Esto incluye trabajar no sólo con los socios occidentales, sino también con Rusia si es posible y si Moscú, una vez más respeta la soberanía y la integridad territorial de otros estados como Ucrania, dijo.
Ella dijo que era "lamentable" que Europa no había logrado llegar a una relación estable con Rusia en los últimos 25 años.
"No voy a renunciar a la búsqueda de una manera de mejorar las relaciones con Rusia a pesar de nuestros diferentes puntos de vista sobre muchas cuestiones", dijo, horas antes de que el canciller ruso, Sergei Lavrov, se presentó ante el foro.
Fuente: The Times Of Israel | Traduce: Eduardo Rodas | © estadodeisrael.com
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.