lunes

Joven judío atacado en París: “No puedo borrar las imágenes de mi mente”


Uno de los dos jóvenes judíos que fueron atacados la semana pasada en un suburbio de París asegura que siente “enojo y rabia” porque no logró defenderse. En declaraciones al diario israelí Yediot Ajaronot, el joven asegura que quiere que se difunda “que los judíos no sólo son atacados, también saben defenderse”.
“Estábamos en el semáforo, un hombre había tratado de bloquearnos dos veces en el mismo barrio. Nos miraba bien para ver si llevábamos kipá. En el semáforo le pregunté por qué nos bloqueaba y comenzó a insultarnos, utilizando todo tipo de expresiones antisemitas. Le pedí que saliera del auto, pero siguió persiguiéndonos y tratando de impactar el auto”, relató el mayor de los hermanos, de 29 años de edad.

El padre de los dos jóvenes, Armand Azoulay, declaró a Yediot Ajaronot que sus hijos – especialmente el menor, de 17 años de edad – sufren un fuerte “impacto psicológico” por lo sucedido. De acuerdo con la denuncia que presentaron a la policía local y que fue publicada por la prensa francesa, el conductor del automóvil gritó: “Yo hago lo que quiero en la calle, judíos sucios, ustedes van a morir”. Después de varios intentos de empujar el vehículo de la calle hacia la vereda o una calle lateral, el conductor los obligó a detenerse junto a un “bar de narguila”.

“Cuando llegamos al lugar, que estaba lleno de musulmanes amigos suyos, el conductor los llamó para que salieran. Del restaurante salieron cinco hombres y en el auto estaba su padre, que trataba de frenarlo y tranquilizarlo y repetía: ´basta, basta´”.
El joven describió a su atacante como oriundo del norte de África, de entre 25 a 30 años de edad” y relató que el hombre trajo una sierra eléctrica. “Cuando vimos eso intentamos escapar. Me atacó con la sierra y me caí. Mientras sus amigos me sostenían en el piso, él me pegaba y pateaba. Mi hermano menor salió del auto y lo empujó y por eso se le cayó la sierra de las manos”.

Pero el joven asegura que salió de lo sucedido sintiéndose más fuerte. “No logro quitarme de la mente las imágenes de lo que sucedió y mi objetivo ahora es encontrarlo. Desde que viví eso ya no tengo miedo”.

“Siento enojo y rabia porque no logré defenderme, sé cómo hacerlo. El problema no fue sólo la cantidad de atacantes sino la sierra, que fue algo que pudimos prever. Quiero volver a encontrarlo para enfrentarlo cara a cara”, aseguró el joven.

La policía local inició una investigación y por el momento no hay sospechosos. “El problema en Francia es que sólo se escucha que los judíos fueron atacados, hay que decir también que saben defenderse. Nunca en mi vida había visto tanto odio como en los hombres que nos atacaron”, destacó.

Fuente: agenciaajn.com
Share:

1 comentario:

  1. .-. Un ejemplo que os voy a contar.En un viaje por carretera llegué a la ciudad y al llegar a un semáforo pare, una persona con cara de pocos amigos empezó a insultarme y mi contestación fue,como sabe usted que estoy enfermo. El bestia y mal educado me miró y me pidió perdón. Pensé en ese momento y dije para mi, vete a la puñetera mie... anormal.

    ResponderEliminar

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.