jueves

En Israel se está creando un banco de tejidos de ADN para salvar a especies en extinción


El banco de tejidos de Ark of Life en el Centro zoológico de Tel Aviv-Ramat Gan está congelando ADN de varios animales incluyendo variedades de aves, tantas como les sea posible para su uso futuro para salvar especies animales de la extinción o para recuperación de órganos.
Los veterinarios del Zoológico de Tel Aviv-Ramat Gan Safari, junto con expertos del Instituto Leibniz de Zootecnia y Vida Silvestre (Leibniz-IZW) en Alemania, están utilizando técnicas innovadoras para crear un banco de tejidos de ADN para los animales, especialmente se encuentran en alto riesgo de extinsión.
El Ark of Life Israel-Alemana es un "zoológico congelado" que comprende muestras de ADN animal mantenidas en tubos especiales a una temperatura constante de -196 grados Celsius. El proyecto de conservación utiliza medios modernos para prepararse para futuros avances para salvar animales.
"Hoy podemos tomar los genes para conservarlos. Los tejidos pueden ser utilizados en el futuro para varias razones, ya sea para reproducir especies de animales que se extinguieron o tal vez reproducir órganos para trasplantes", cuenta el doctor Yigal Horowitz, veterinario jefe del Safari y del proyecto.
"Creo que en el futuro habrán muchas posibilidades de uso para éstos genes. Lo que importa es utilizar la tecnología en el futuro para hacer las cosas que hoy no se pueden hacer", añade.
Ark of Life es el primer proyecto de este tipo en Oriente Medio y el tercero en el mundo. El Instituto del Zoológico de San Diego para la Investigación de la Conservación y el proyecto del Arca Congelado del Reino Unido están en misiones similares para recolectar, preservar y almacenar tejidos, gametos, células viables y ADN de animales en peligro de extinción. "No importa si hay proyectos similares en otros lugares. finalmente, todos queremos conservar los genes. Cuanto más variedad haya, mejor", dijo Horowitz.
El equipo del proyecto está buscando donantes y colaboración de otros zoológicos e institutos de investigación en Europa y Asia para unir fuerzas con el Ramat Gan Safari y Leibniz-IZW.
Junto con el Dr. Thomas Hildebrandt, jefe de IZW del departamento de gestión de la reproducción; Dr. Susanne Holtze, científica en Leibniz-IZW; Y otros expertos en fertilización en el zoológico alemán, los investigadores israelíes Safari esperan preservar el ADN de tantos animales y aves como sea posible.

El Wildlife Hospital en el Ramat Gan Safari trata a unos 4 mil animales y aves anualmente. De hecho, gracias a la posición única de Israel en la encrucijada de tres continentes, hay una altísima avifauna aquí durante las temporadas de migración.
Horowitz dice que en los últimos 10 años, los veterinarios en el Hospital de Vida Silvestre han tratado a más de 300 especies de animales y aves. "Hay una gran variedad de especies de animales que están en Israel o llegan a Israel de los cuales se pueden tomar muestras para el banco de genes de ADN", asegura.
Cuando un animal se registra para recibir tratamiento en el Hospital de Vida Silvestre, los veterinarios toman una muestra de su tejido para el nuevo proyecto. Esas muestras de tejido se colocan en tubos especiales, se fijan en una caja y se depositan en tanques de nitrógeno líquido en una instalación in situ. Cada gen recogido en el Safari en Ramat Gan será duplicado y enviado para el almacenamiento seguro en Leibniz-IZW también.
Horowitz dice que las muestras de ADN pueden almacenarse durante 3.000 años.
Si bien los zoos son en sí mismos una forma de conservación, estos nuevos "zoos congelados" ofrecen traer de vuelta a los animales extinguidos o para salvar a los últimos miembros restantes de una especie.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.