miércoles

Con lágrimas en los ojos


Lo siguiente fue escrito por la Ministro de justicia Ayelet Shaked (Hogar Judío) en la víspera de la evacuación de Amona:
A pesar de nuestros mejores esfuerzos, a pesar de las noches sin dormir y días largos que invertimos, no hubo manera de evitar la innecesaria, dolorosa, y cruel destrucción de Amona.
Hoy es un día difícil. Un día muy duro. Cuarenta familias están siendo expulsadas de sus hogares en el corazón de Israel.
Seguimos a la espera de escuchar el fallo del Tribunal Supremo sobre el proyecto de plan para la reubicación de Amona, y esperamos que sea posible mover al menos parte de Amona a parcelas contiguas.
Puede ser difícil verlo ahora mismo, en estos momentos cuando nuestros ojos se llenan de lágrimas, pero a pesar de todo, a pesar del enorme dolor y las terribles escenas, tenemos que recordar que Amona es un hito.
Amona es un hito, debido a la heroica gestión de sus residentes, cincuenta años después de que Judea y Samaria fue liberada, y 20 años después de que se firmaron los lamentables Acuerdos de Oslo, para cambiar el rumbo.
Ellos tuvieron éxito, porque su valentía al enfrentarse a sus propios problemas nos obligó a dejar de abandonar el terreno legal a los de la extrema izquierda. Nos obligaron a crear una alternativa legal que fortalece nuestras obligaciones morales y nuestra identidad judía, así como nuestros derechos legales y morales para construir ciudades judías en todo Israel.
En el mérito de Amona, sujetamos al toro por las astas y comenzamos a luchar contra las armas legales de la izquierda y de su "guerra jurídica", mediante la construcción de opciones legales alternativas, que finalmente permitirán a los judíos vivir sus vidas en paz, sin temor de ser demandados para ningún otro propósito que destruir sus hogares y perjudicar los derechos de los Judíos que viven en Israel.
Debido a Amona, por primera vez en muchos años, una nueva ciudad se construirá en Judea y Samaria.
Sí, hemos perdido la batalla por Amona. En estos días difíciles, es difícil ver la luz que brilla en la distancia. El precio que estas cuarenta familias pagan es demasiado difícil de soportar.
Pero Amona es un hito importante en el camino hacia la victoria final y el derecho a vivir libremente en nuestra tierra. En esta lucha, vamos a ganar, porque el espíritu de los residentes de Amona obliga a todos a hacerlo.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.